Salones de boda: Viste de gala tu boda con las mejores ideas para todos los bolsillos


Salones de boda: Viste de gala tu boda con las mejores ideas para todos los bolsillos

 

Salones boda

Para que vuestra boda sea un auténtico éxito, la elección del salón donde realizar el festejo y cómo decorarlo es un tema fundamental y hay opciones para todos los gustos y bolsillos.

Comencemos por lo básico: el lugar. Seguramente visitaréis varios salones de bodas ante de decidir cuál es el que mejor se adapta a vuestras necesidades y gustos, al número de invitados que acudirán y al estilo que queréis imprimir a vuestra fiesta.
Aseguraros de que tenga el espacio y el acondicionamiento climático adecuado a la cantidad de personas que vais a reunir, buenos accesos, lugar donde aparcar y valorad que cuanto mejor decorado esté, menos debéis invertir en ornamentos.

Elegid los colores que serán la base de la decoración y ceñiros a ellos. Combinadlos con buen gusto y elegancia y marcaréis la diferencia para que vuestra boda sea única y espectacular.

La mantelería le dará el toque de distinción a la fiesta, así que escoged cuidadosamente las telas dependiendo de la forma y tamaño de las mesas y no olvidéis que contrastar opacos con brillos suele dar muy buenos resultados. Las servilletas a juego son de orden.
Los asientos pueden decorarse o no. A unas sillas bonitas con solo agregarles un detalle (una cinta, un ramillete) se logra realzar su belleza y que sean parte del conjunto sin recargarlo ni resultar incómodas para nuestros invitados.

Los centros de mesa pueden ser uno central o varios, colocados estratégicamente.

Podéis elegir entre una amplísima variedad de estilos y combinaciones de materiales que se adapten al que queréis imprimirle a vuestra fiesta. Los toques metálicos y las velas tienden a dar un aspecto más romántico a estos adornos.

La vajilla y cubertería (que debe ser elegante, pero útil) deben casar con la mantelería en color, estilo y ornamento. Si eliges telas lisas, los platos pueden ser decorados con variados motivos, pero siempre acordes con las tonalidades escogidas.

Si el techo del salón no tiene un engalanamiento propio como puede ser un artesonado en dorado o una pintura específica, los globos, bandas de telas sutiles, guirnaldas de flores o la combinación de estos elementos, puede ayudaros a ambientar la fiesta de manera refinada y atractiva.

Para que el conjunto no pierda en elegancia y sea realmente armonioso tened presente estas normas: no sobrecarguéis mucho la decoración, seguid las pautas de colores, combinad los distintos elementos con buen gusto y no desechéis el consejo de los expertos.