Los mejores menus de boda


Los mejores menus de boda

 

¿Buffet o cena? ¿Dulces o elegantes canapés? ¿Comida local o inspiración cultural? Estas son sólo algunas de las preguntas que puedes plantearte a ti mismo mientras planificas los menus de boda y con innumerables opciones increíbles, es difícil decidir.
Pero tenemos algunas opciones para que los menus de boda sea todo un éxito. Echa un vistazo a las siguientes categorías:

Temporada

Considera la temporada en la que te vas a casar y si deseas alimentos a juego. Si tu boda será en verano, las manzanas de caramelo y deliciosos platos como el pastel de manzana son una gran opción. Mientras que el chocolate caliente o sidra de manzana calientan los ánimos en una boda de invierno; y durante la primavera, las frutas y verduras sería una opción fabulosa. ¡Las estaciones son una gran manera de inspirarse sobre el tipo de alimentos que ofrecerás en tu recepción!

Cultura

Podrías tener un buffet de Hawái o de pastelería francesa, una fiesta española o cocina asiática. Al mismo tiempo, no tienes que ser de un determinado país para presentar ese tipo de comida en tu recepción. Algunas parejas desearían incorporar alimentos o golosinas de un país o lugar que realmente disfrutan.

Tema

¿Quieres que tu boda tenga un tema? Si es así, crea una gran variedad de alimentos que se conecten inteligentemente. Puede ser tan creativo o tradicional como quieras. Por ejemplo, si quieres una recepción temática de carnaval, escoge alimentos de carnaval muy esperados como algodón de azúcar y palomitas de maíz.

Colores

Tu imaginación puede ser una parte tan importante de la paleta de colores de la boda como cualquier otra cosa, y los huéspedes amaran el notar ese toque creativo. Esas pequeñas rodajas de naranjas en las bebidas o los popotes amarillos y rojos tendrán a todo el mundo hablando de lo lindo que son porque coinciden con tu decoración. Puede conseguir caramelos, granizados, zumos, postres y una serie de frutas y verduras en cualquier color que desees.

Presentación

Si quieres sentarte y disfrutar de un ambiente formal, un plato bien presentado, servido en la mesa junto con una bebida y postre sería lo ideal. Si prefieres que los invitados se sirvan lo que deseen, considera un buffet. De ese modo tendrás a todo el mundo contento, ya que comerán lo que quieran y todo lo que deseen.

Planear unos menus de boda es algo que debe planearse en pareja, por lo que te recomendamos que se sienten y analicen sus opciones con una buena charla.