Ideas para abrir el baile en tu boda


El baile nupcial es uno de los momentos más esperados de la celebración.

Pero ¿cómo hacerlo de manera original o divertida?

En nuestros salones de boda hemos visto cantidad de bailes diferentes, pasando por el clásico vals hasta el rock and roll de los más atrevidos. Tras el banquete de boda es hora de levantar a nuestros invitados y hacer que sea un momento inolvidable.

El primer paso que se debe dar es elegir la música. Éste es un punto muy personal y la variedad es infinita. Si la tradición manda, será un baile elegante, solemne, al que poco a poco se irán uniendo los familiares más allegados. Si lo que se desea es ser un poco más alternativo, no está demás hacer un cambio oportuno en mitad del baile, colando una canción animada que inesperadamente sorprenda a los comensales, invitándoles a bailar.

Si se desea también se puede elegir una canción significativa para los enamorados, que les represente y les recuerde momentos de sus inicios o de cuando se conocieron. Si lo que se busca es fiesta a lo grande, una música moderna y divertida es la elección acertada.

El segundo punto más importante es la preparación. El baile puede ser un momento muy temido para algunos, por lo que una actitud positiva unida a unos ensayos previos harán que todo salga perfecto. Si no sabéis bailar o no se os ocurre la coreografía son recomendables unas clases para preparar unos pequeños pasos que darán estructura al baile. Pueden ser bailes clásicos, regionales o modernos; la originalidad es otra opción.

Las coreografías pueden ser exclusivamente de la pareja o también combinándose con los familiares y amigos. Es una manera muy efectiva de ir animando a un mayor número de personas a bailar. Un bonito baile en nuestra finca de bodas de Madrid será ideal para hacer de ese día tan especial algo único.

Y como último paso se encuentra la ejecución. Es hora de salir a la pista y disfrutar de tu momento con las personas que más quieres. Concentra toda tu energía para lanzarte y deja fluir la música en ti. Esos minutos quedarán siempre en tu recuerdo y el de los tuyos.

Hay muchos detalles que planificar para tu boda en Madrid: invitaciones, menús de boda, decoración… y todo saldrá perfecto. Solo un poco de preparación, dejar esos nervios de lado y… ¡a bailar!