Fincas bodas Madrid: preparando una boda para invierno


Fincas bodas Madrid: preparando una boda para invierno

El momento del matrimonio es uno de los más importantes en la vida de toda persona. Es por ello que las celebraciones son muy bien recibidas y la pareja espera pasar un momento inolvidable para recordar siempre y sellar ese fantástico y amoroso lazo. Para la celebración, algunos prefieren un típico salón de fiesta, ya que esto es lo más común. Otras personas, sin embargo, buscan algo diferente e innovador. Nosotros nos ubicamos de ese lado. Fincas bodas madrid ofrece un espacio ideal casi inexistente en el mercado español. ¿En qué consiste?

Se trata de un lugar ubicado a tan sólo 10 kilómetros del centro madrileño. Rodeado de maravillosos jardines en los cuales se respira naturaleza y una gran cantidad de colores maravillosos, tiñen al ambiente como si fuera de película. Los salones de celebración son fantásticos: quienes desean salir del típico molde ofrecido en la ciudad, este espacio tiene todo para ofrecer los más altos servicios para boda con estándares de calidad muy elevados, los mejores que se encuentran en el mercado. Pero…¿qué es lo que se ofrece?

En Fuentearcos se ofrece un servicio de fincas bodas Madrid pensado en y para la satisfacción del matrimonio. La meta es siempre poder disfrutar y pasar ese momento de la mejor manera posible. Se cuenta con un gran equipo de profesionales que está dispuesto a colaborar en cada momento: sugiriendo las mejores ideas y adaptando las vuestras para que en esa combinación se consigan los mejores resultados. El restaurante que allí funciona brinda el servicio de comidas y cristalería, de forma refinada, procurando siempre una extrema limpieza y orden. Cada plato, además, es preparado con todo el conocimiento y preparación necesarios para que resulte de la mejor manera.

Uno de los momentos muy elegidos que se viven en Fuentearcos es la consumación de la ceremonia civil en un jardín. Pronunciar el “sí, quiero” rodeado de hermosas flores, plantaciones, pájaros y naturaleza, es un deseo que muy pocas personas cumplen y que realmente es maravilloso. Si bien el invierno es fresco, la cercanía del jardín es inmediata y nada quita la posibilidad de vivir allí una celebración única.

Todos los detalles de decoración son resueltos por nuestro equipo de profesionales, contando con arreglos florales, siempre respetando el gusto del matrimonio. Se ofrecen rampas para personas con discapacidad, parking para los vehículos asistentes y una degustación de menú para seleccionar el deseado para la boda.