Fincas bodas Madrid: Las flores más utilizadas para una boda en verano


Fincas bodas Madrid: Las flores más utilizadas para una boda en verano

 

Debido a la menor probabilidad de sufrir las inclemencias del tiempo, muchas parejas aprovechan esta bonanza climática para organizar su boda en espacios abiertos, de forma que las fincas bodas Madrid se han convertido en los últimos años en una de las opciones más demandadas para la celebración de este tipo de eventos.

La decoración floral juega un papel muy importante en la vistosidad y elegancia de este tipo de eventos en que las ubicaciones al aire libre gozan de mucha importancia.

Es muy común en las fincas bodas Madrid, encontrar los arcos y columnas que se ubican en las zonas de paso de los invitados decorados con predominio de flores blancas al identificarse con color nupcial del traje de la novia a base de crisantemos, camelias, narcisos, lirio de los valles y combinar con flores amarillas como gerberas, narcisos, tulipanes o fresias y elementos azules como la lavanda colocados de manera sutil.

Los pétalos de rosa para arrojar al paso de los novios en tonalidades rojas, rosas, blancas o combinadas se están convirtiendo en un clásico de las ceremonias veraniegas, no solo crean un efecto fantasioso además crean un efecto visual precios para las fotos.

Los arreglos florales en las mesas de invitados y novios es otro de los aspectos importantes de la decoración. Debe ser más exuberante evidentemente la decoración de la mesa de los novios, pero disponer de bonitos centros a lo largo de todas las mesas crea un ambiente fantástico. Rosas y jazmines combinados con plantas tropicales como orquídeas, heliconias o pájaros del paraíso puede resultar una combinación acertada. Puede ser una gran idea agregar algún ramo de tomillo, orégano o hierbabuena para ambientar cuando la celebración es al aire libre en plena naturaleza.

Respecto al ramo de la novia, si bien es una cuestión personal, no suelen faltar flores blancas como tulipanes, rosas o camelias a combinar con aquellas flores predilectas de la novia. Si el novio se decanta por portar una flor en la solapa, los clásicos no pasan de moda, una rosa será la mejor opción.