Cuatro consejos para organizar un banquete de boda


Cuatro consejos para organizar un banquete de boda

En este post vamos a dar cuatro consejos para organizar banquetes de boda, pues son muchos los aspectos que has de tener en cuenta para que todo salga a la perfección es este día tan especial.

 

Lo primero que has de decidir es si prefieres que la celebración se efectúe en un salón interior o en un jardín exterior. Para ello, lo más importante es la fecha en que tendrá lugar la boda. Si es verano, la opción de hacerlo al aire libre puede ser la mejor. La lluvia es siempre un factor a tener en cuenta, pero en estas fechas es menos probable que ocurra. Debes tener en cuenta que exista un salón o zona cubierta por si el tiempo no acompaña. Las bodas al aire libre ofrecen muchas posibilidades en cuanto a la decoración y la distribución respecto a las que se realizan en salones de boda, opción más recomendable si la boda se realiza en otoño o invierno.

Lo segundo que debes tener en consideración es si el banquete se celebrará de día o de noche. Las bodas de comida vuelven a estar de moda, ya que si hay muchas parejas que vienen con niños, las bodas de día son mucho más cómodas para ellos. Las bodas de cena son más agradables para hacerlas al exterior, ya que al mediodía resulta incómodo comer al aire libre, porque el calor y el sol resultarían molestos.

Otro punto a tener en cuenta, es el menú que se dará en la boda. La mayoría de las parejas optan por un cócktail inicial, con canapés fríos y calientes, para después pasar al banquete… Se recomienda dar un entrante ligero, un pescado y una carne. Un cócktail con cortador de jamón queda bastante elegante.

Por último, debes pensar en las horas de fiesta posterior que quieras ofrecer… Ver el tipo de música que te gustaría que pusieran, el tema de la recena y otros detalles como añadir cocktelería o fuente de chocolate para los más golosos.

Llegados a este punto, has de tener perfectamente definido tu presupuesto. En función del dinero que poseas, debes elegir un menú u otro, siempre pensando en ofrecer la máxima calidad; contratar las horas de discoteca y barra libre más acertadas para tu fiesta posterior y calcular el número de invitados con los que vas a contar para el gran día.