Colores de moda en el 2014. Viste tu boda con los colores actuales


Colores de moda en el 2014. Viste tu boda con los colores actuales

 

Vestir a la boda. Últimas tendencias en colores Podrán pasar los tiempos y con ellos llevarse modas, rituales, amores. Pero si hay algo que permanece desde épocas inmemoriales son las bodas.
Para muchos, el acto de contraer matrimonio con el ser amado ha sido un deseo tan anhelado que esperan que ese momento sea único, original, y que represente lo que verdaderamente es: una expresión de amor. Es por ello que quienes están en la feliz tarea de organizar su boda, piensan y planifican cada detalle para que todo luzca a la perfección.
Si quieres que tu boda sea maravillosa, verdaderamente inolvidable, tienes que saber que la elección del color que dará el marco a todo el evento es una de las primeras decisiones que hay que tomar. En este sentido, este año las tendencias en colores para bodas se pueden dividir en dos grandes categorías: tonos fuertes y vibrantes, por un lado, y tonalidades pasteles por el otro. La paleta de colores que se impone en las tonalidades fuertes y vibrantes propone el verde, el anaranjado, el amarillo y el violeta ya sea para decorar los salones de boda, como realizar las invitaciones y el pastel principal. La elección por alguno de estos colores otorga al evento un aire juvenil, cargado de energía, atrevido y muy original. En cambio, inclinarse por colores pasteles para el salón de boda y demás elementos (mesas, decoración en general), como el rosado, celeste, tonos claros, incluso el mismo blanco, dota al evento de una sensación de ensueño, calidez, que recuerdan a un cuento de hadas.
Sin embargo, si modificamos o agregamos algunos detalles, el estilo cambiará rotundamente, pues la tendencia vintage también se hizo presente en las bodas. De este modo, las mismas tonalidades pasteles dispuestas y combinadas con decoración acorde (lámparas y mobiliario) pueden transformar un estilo más bien clásico, en una boda vintage. La elección por unos u otros tonos, dependerá de varios factores, siendo el gusto personal, el principal. No obstante, también tendrás que valorar el salón de bodas que se escoja: si consta de grandes aberturas que permitan el paso de la luz y el contraste con el escenario exterior, también importa su tamaño (recuerda que los tonos claros dan sensación de amplitud), como los colores y el diseño propios del salón de bodas.
Por último ten presente que, más allá del tono, lo fundamental es la elegancia con que se dispongan cada uno de los detalles en el salón de boda y su composición.
Juega y experimenta combinando un color en diferentes texturas y tramas y recurre a la creatividad para darle una impronta personal y original a tu boda.