Bodas Madrid: Descubre los mejores destinos para vuestra luna de miel


Bodas Madrid: Descubre los mejores destinos para vuestra luna de miel

 

Planear una boda lleva su tiempo: elegir el vestido de la novia, los anillos, avisar a los invitados, reservar salón en bodas Madrid, planear el menú… ¿Y la luna de miel? Con tanto ajetreo, no habéis tenido tiempo de poneros de acuerdo y elegir un lugar donde celebrar la luna de miel, pero desde bodas Madrid haremos un repaso de los mejores destinos para que vuestra luna de miel sea inolvidable y deis rienda suelta a vuestro romanticismo.

Playas paradisíacas para relajarse
Lo primero que se piensa cuando hablamos de luna de miel es un atardecer, en primera línea de playa, alojándose en un hotel de lujo. Y es que pocos podemos resistirnos a la relajación y la belleza de un paisaje marítimo:

Punta Cana y la Riviera Maya, en pleno Caribe, son la primera opción en cuanto a playas paradisíacas se refiere. Los paisajes son dignos de postales, perfectos para crear recuerdos que luego enseñar a los familiares.

Imagina casarte en invierno y pasar la luna de miel al día siguiente veraneando en una playa paradisíaca. Así será tu luna de miel si decides visitar la Polinesia Francesa. Con unas temperaturas envidiables, estas islas alejadas de todo lo conocido son la opción perfecta para desconectar de todo y vivir unos días románticos.

Destinos urbanitas con un toque cultural
Si sois de los que no podéis despegaros de la civilización pero queréis descubrir nuevas culturas, estos destinos son ideales:

Un clásico en los viajes de luna de miel es visitar Francia y alojarse en París, la ciudad del amor. Francia tiene muchos enclaves culturales, jardines divinos, museos, espectáculos y por supuesto, París es una de las mejores ciudades para ir de compras y traer recuerdos para la familia.

Un destino más alejado es Japón. Si quieres experimentar una cultura completamente diferente a la española, Tokyo y sus alrededores es el lugar ideal para deleitarte con nuevas experiencias culinarias, disfrutar de la hospitalidad de su gente y alegrar el espíritu con unos paisajes que guardan el equilibrio entre naturaleza y urbanismo.

Vive la aventura
Para las parejas más aventureras existen destinos de lo más pintorescos, que supondrán ser todo un estímulo para su parte más atrevida y salvaje.

Qué mejor que ir de safari para calmar a nuestro lado salvaje. El recorrido que muchos novios hacen comienza en Kenia, pasa por Tanzania y acaba en Zanzíbar. Prepararos para visitar los parques nacionales, la reserva de Masai Mara y acabar de relajaros en las playas de la isla de Zanzíbar después del recorrido de aventura por tierras africanas.

Para contrastar, es posible que prefieras el frío antes que el calor de la sabana africana. Por eso, te recomendamos celebrar tu luna de miel en Laponia, llena de paisajes ideales para practicar deportes de invierno, disfrutar de las auroras boreales e incluso conocer a Papá Noel.