Banquetes de Boda: ¿Cuándo debe empezar y acabar?


Banquetes de Boda: ¿Cuándo debe empezar y acabar?

 

Los banquetes de boda son un evento especial en el que todas las personas importantes en la vida de la pareja se dan cita para celebrar el enlace, charlar con amigos y conocidos, disfrutar de unos platos a la altura de las circunstancias, reír, bailar… Así, el entorno en que se celebre el banquete resulta crucial para todos, cayendo una enorme responsabilidad en los organizadores del evento, que no solo tienen que preocuparse por la calidad de la comida y la bebida, sino del buen gusto con el que se hayan dispuesto todos los elementos: mesas, manteles, vasos, copas, cuberterías, pero también la música, las distintas fases del menú, etc. El Restaurante Fuentearcos, ubicado a tan solo 10 km. del centro de Madrid, pone a disposición de sus clientes un lujoso servicio de banquetes de boda, con más de 20.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas, estancias increíbles y una carta de platos que hará las delicias de sus invitados.

No puede caber ninguna duda acerca de la importancia y de la solemnidad del momento. Todos los comensales, con sus mejores galas, participan en un instante único e irrepetible de la vida de la pareja, que nunca olvidará las circunstancias de su boda, registrada con fotos, vídeos, etc. Por ello, a la hora de sentarse a la mesa, a pesar de la euforia que invade a todos los presentes, es sumamente importante mantener en todo momento el protocolo propio de los banquetes de boda. Una cuestión que no hay que descuidar si no se quiere quedar mal es la siguiente: ¿cuándo empieza y cuándo acaba el banquete? ¿Hay alguna norma que regule el inicio y el final del festín? Efectivamente, la hay. Además de los discursos de rigor al acabar la comida, la presencia de los invitados en la mesa, de pie, antes de que llegue la pareja, y otros preceptos para el acto, no podemos olvidar lo siguiente: se puede empezar a comer cuando lo hace la novia, y se dejan los cubiertos sobre el plato definitivamente cuando ella termina. Esto es lo que dice el protocolo de los banquetes de boda, y conviene tenerlo siempre presente para quedar bien con los demás invitados, y sobre todo con la pareja.

El restaurante Fuentearcos es el lugar ideal para la celebración de una boda por todo lo alto, para que no falte de nada durante toda la ceremonia. La calidad es norma en Fuentearcos, con un cuidado de cada detalle acorde con las exigencias de sus clientes.